Saltar al contenido

Mi compañera de trabajo me invito a hornear un pastel y termine cogiéndomela por el culo

▼ Leer Más ▼
Fui invitado por mi compañera de trabajo a su casa, según esto íbamos a preparar un pastel para el cumpleaños del nuestro jefe, pero al llegar ahí, me di cuenta que sus intenciones eran otras, pues me recibió con un minishort de mezclilla y una blusa de tirantes muy escotada, que me dejaba ver sus grandes tetas; fuimos a la cocina, en donde le dije que jamás había cocinado un pastel, pero ella me dijo que era muy simple, así que nos pusimos a preparar la mezcla. Cuando la teníamos lista, le di a probar con mi dedo, esperando una respuesta cachonda de su parte, y así fue; me succionó el dedo como si estuviera mamando verga, dándome a entender que deseaba que me la follara, por lo que le levante la blusa, y por supuesto, ella no llevaba brassier. Al estar ante tremendo par de mamas, no pude contenerme y comencé a chupárselas como si quisiera acabarme de criar con sus senos; eso la puso a tope, pidiéndome que la tocara debajo de su pantalonera, cosa que hice. Al meter mi mano bajo su pantalón, sentí algo que no esperaba: una polla, pero en vez de hacerme para atrás le baje la ropa y comencé a mamársela, luego ella se arrodillo y me la mamó a mí. Tras darnos unas ricas mamadas, hice que se empinara sobre su estufa, para darle un beso negro, preparándola para meterla mi pene por entre sus sabrosas nalgas.