Saltar al contenido

Tuve una mala racha en el trabajo y mi Novia Travesti quiso dejarme pero no sin hacerla mía una ultima vez

▼ Leer Más ▼
He tenido una muy mala racha en mi trabajo como fotógrafo, las redes sociales me han quitado mucho trabajo, cualquier persona con celular se cree que puede hacer mi empleo; por eso cuando mi prometida Jessy Dubai me invitó a cenar a un lindo restaurante, me animo el día, al menos la noche acabaría muy bien, o eso fue lo que pensé. Cuando llegue al lugar ella ya tenía una mesa reservada, al intentar besarla, se portó muy fría y supe que algo no andaba bien, fue entonces que comenzó a decirme que era un fracasado y que ella no podía estar con alguien así, que lo lamentaba mucho pero era tiempo de que cada uno tomara su camino. Aunque no me quedó más remedio que aceptarlo, le pedí que me diera la oportunidad de hacerla mía una última vez. La empuje sobre la mesa, pasado mis manos por sus curvilíneas caderas, luego la volteé de espaldas y le quite el vestido de una, bajándole la tanga para darle un beso negro, yo sé que le fascinan pues por ser una chica travesti, le encanta que le estimulen el culo. Finalmente ella se arrodilló y me masturbó con sus manos mientras me colocaba un condón, para posteriormente montarse sobre mi polla.