Saltar al contenido

Cogiéndome a la Hermosa Rubia del Gimnasio que resultó ser Tranny


 

Cada vez que voy al gimnasio hay una hermosa rubia mirándome desde lejos, no había tenido las agallas para acércame y platicar con ella, pero esta tarde fue diferente, me dieron ganas de orinar y cuando iba saliendo del baño me tope de frente con esta lindura, que me sonrió al verme; comenzamos a platicar y me atreví a invitarla a mi casa por unas cervezas, ella aceptó y nos fuimos a mi hogar, apenas abrí la puerta y ella se me hecho encima, nos comenzamos a besar y agasajar. La cargué que con mis brazos y ella se sacó las tetas, eran perfectas y tenía unos pezones deliciosos. Tras jugar un rato con sus senos, me arrodille para probar su coño, pero resulta que no era mujer, sino una chica transexual, sin embargo, a mí me encantan, por lo que empecé a chuparle la verga, luego ella me la chupó a mí; después de darnos unas ricas mamadas el uno al otro, la recosté en mi sofá y le pase la lengua por su ano, dándole un rico beso negro, enseguida me puse el condón y se la deje ir toda, penetrando su hermoso culo, que apretaba como no tienen una idea.