Saltar al contenido

La prostituta regresó muy cansada pero su novio le metió la lengua en el culo y comenzaron de cachondos

▼ Leer Más ▼
Verónica había vuelto de una larga jornada laboral, después de estar taloneando por más de 10 horas seguidas lo único que deseaba era llegar a su casa y recostarse en su cama y no despertar en muchas horas, pero para su infortunio el cachondo de su novio tenía otros planes, y en cuanto la vio hay tirada con su vestido rabón y unas pantimedias rojas, se calentó y no resistió las ganas de arrimarse a darle un masaje erótico comenzado por las sensuales piernas de su nena; el manoseo fue subiendo hasta llegar a los glúteos de la morena, donde el tío se detuvo para meterle la lengua en el ano, mientras apretaba de manera muy suave las nalgas de Vero, este cachondeo termino por despertar a la prostituta, que a pesar de estar agotada no supe decirle que no a su macho, y se dejó seducir por él, incluso llego a ponerse muy caliente, pues le encantaba sentir la saliva recorriendo su culo. Cuando se despertó por completo le dijo a su novio que si quería cogérsela, tenía que mamarle la polla primero, el tipo no lo pensó ni un segundo, se la chupo como toda una putilla, luego pudo cambiar al rol de activo y coger como todo un hombre.