Saltar al contenido

Jovencita Kathoey de pene pequeño aceptó el triple de su tarifa para dejarme grabarla mientras me la cogía

▼ Leer Más ▼
Estaba de vuela por la mítica ciudad de Bangkok y de nuevo no aguante las ganas de salir en busca de alguna jovencita kathoey que pudiera complacer mis retorcidos gustos sexuales. Solo que en esta ocasión tenía que encontrar a una chica que fuera hermosa y que tuviera la apariencia de una inocente joven que estuviera a punto de perder su virginidad. Estuve vagando por varias de las calles donde concurren las prostitutas ladyboys, hasta que me encontré con esta belleza que se llamaba Ice, me mostró su identificación oficial para comprobarme que acaba de cumplir 18 años.
Nos fuimos a un motel, y ahí me contó que era un estudiante de bajos recursos y por eso tenía que prostituirse para poder pagar sus estudios. Escuchar esto me hizo sentir mal y le dije que si me permitía grabarla en video mientras me la cogía, le daría el triple de su tarifa. Ella aceptó gustosa, y comencé a filmarla haciéndole unas preguntas sobre su vida. Luego le pedí que se fuese desnudando lentamente mientras usaba mi celular para tomarle fotos. Al tenerla frente a mí sin ropa y con su pequeño pene parado, no me contuve y me puse de rodillas para darle una mamada.