Saltar al contenido

La zorra de Casey no me dejaba metérsela por el culo así que tuve que follarmela por la boca


 

Llevo más de 3 meses saliendo con Casey Kisses y la muy cabrona no me ha permitido que llegamos a algo más que besarnos y tocarnos un poco, siempre que trato de quitarle la ropa se resiste. Como se imaginarán cada vez que nos vemos, término con las bolas azules y el pito goteando, por eso tuve que hacerme justicia por propia mano. Me la estaba jalando en mi sala y olvide que había quedad con Casey para comer en mi casa, además le había dado una llave para que no tuviera que tocar, entonces cuando estaba masturbándome la vi entrar gateando, llevaba puesto solo un babydoll rosa. Me dijo que sabía que yo estaba ansioso de hacer algo más con ella que puro faje y entonces se acercó hasta mí y empezó a mamármela, haciendo una succión impresionante, ahí me di cuenta que la putita también tenía muchas ganas de verga. La tome del cabello y la hice que se tragara mi polla hasta la campanilla, escucharla atragantarse solo hacía que me excitara aún más y que me pusiera más agresivo. La zorra no me dejo metérsela por el culo, así que use su sucia boca como funda de mi pito, esto mientras ella se masturbaba.