Saltar al contenido

Lleve a mis amigas borrachas a su casa y se pusieron a coger enfrente de mí

▼ Leer Más ▼
Era viernes por la tarde y una pareja de amigas me invitaron a bailar a un antro, como me sentía aburrido, acepte ir con ellas; estando ahí, se pusieron a beber alcohol, al punto de ponerse borrachas, y como yo siempre he tenido ganas de cogerme a las dos o al menos manosearlas, les dije que no podían regresar a casa solas, que yo las llevaría. Al llegar a su casa, saqué mi cámara de vídeo, esperando que algo pasará. Sin embargo, nos pusimos a mirar la televisión y ya cuando pensé que no sucedería nada interesante, una de ellas se empezó a poner cachonda y se le acercó a la otra, tratando de provocarla; para mí fortuna estaban lo suficientemente tomadas para ponerse a juguetear. Primero comenzaron a besarse, mientras se tocaban los culos; luego, una se levantó el vestido y me dio la sorpresa de mi vida: tenía una verga erecta entre las piernas! Lo que más me impresionó fue la reacción de la otra chica, que en vez de espantarse, se puso mamarle la polla, al principio me sentí confundido, pero se me paso y me empecé a calentar viendo aquella escena lésbica entre este par de chicas.