Saltar al contenido

Spencer dejó a su esposa para cumplir su fantasía de mamarle la verga a una trans


 

Spencer Fox ya no podía contener sus deseos sexuales, aunque se sentía avergonzado por que deseaba chuparle la verga a una trans; se la pasaba mirando pornografía de esta temática, siempre a escondidas para que su esposa no se diera cuenta. Pero un día olvido borrar el historial de su navegador de internet y cuando su señora entró a buscar algo para las varices, reviso las páginas que había visto su esposo y vio una que le llamo mucho la atención: ashemaletube.com; la curiosidad le ganó y entró a ver de qué se trataba esta página web. Quedó espantada al ver que era una sitios de vídeos porno donde las protagonistas eran puras trannies. Espero a que su marido volviera del trabajo para confrontarlo, pero éste se rehusó a darle pretextos y le dijo que ya estaba harto de vivir una mentira y se fue de la casa.
Al punto de la desesperación y tras la pelea con su mujer, Spencer se fue vagando por la ciudad hasta llegar a la zona roja, donde había muchas prostitutas transexuales; iba decido a cumplir su fantasía erótica. A lo lejos vio a una chica alta, de grandes pechos y piel blanca, lo que le llamo más la atención fue que se le notaba la polla erecta por debajo del vestido.