Saltar al contenido

Trava Rubia me engaña para ir a su casa y destaparle la Cañería


 

Pensé que me encontraba solo en aquel departamento lujoso en el donde estaba reparando las tuberías, por eso me atreví a quitarme la playera pues hacía un calor infernal y no me permitían prender el aire acondicionado.
De repente estando agachado escuche el sonido de unos tacones dirigiéndose hacia mí, levante al instante para toparme con una rubia despampanante, que llevaba puesta una lencería rosa con ligueros en la parte inferior, y arriba tan solo unas pezoneras que cubrían su enormes pechos. Me dijo que se llamaba Angeles Cid, que ese era su departamento y que en realidad no tenía problemas con las tuberías de agua, pero que me había visto anteriormente en el complejo, reparando otra casa, y que le guste demasiado, por eso me tendió esta “trampa”, para llevarme a hasta su hogar y así poderle destaparla la “cañería”.
Después de presentarnos y conocer sus negras intenciones, le dije que se pusiera contra la estufa, para poder agasajarle su increíble par de nalgas, lo que no duro mucho pues se voltio y me dijo que le tocara su panocha. Y entonces me lleve la sorpresa de mi vida al bajarle la tanga y encontrarme con una pene gordo. Era un travelo, sin embargo no me importo y me la cogí.