Saltar al contenido

Un empresario conoció a una ladyboy asiática y termino haciendo un juego de polla con polla

▼ Leer Más ▼
Brandon estaba cansado de la rutina y salió en busca de algo de acción por calles de Bangkok, a lo largo de su camino se topó con muchas chicas asiáticas que le ofrecían pasar una noche inolvidable, pero él quería algo más exótico. Había escuchado hablar a sus amigos empresarios de las famosas ladyboys y lo sexosas que podrían llegar a ser estas lindas quimeras. El problema es que él siempre se había considerado a sí mismo como un macho alfa, entonces mejor decidió irse a tomar un trago a un bar. En ese lugar conoció a una joven preciosa de piel blanca, hermosos senos y ojos muy bonitos. Se pusieron a platicar por más de dos horas y cuando él quiso dar el siguiente paso, fue ella quien lo invito a su departamento. Estando ahí se olvidaron de los estigmas sociales y fueron de lleno al cachondeo, mientras iban quitándose las prendas, se daban besos apasionados. Brandon empezó a tocarla por todo el cuerpo hasta llegar a lo que sería su vagina, pero al bajarle la tanga a chica se encontró con un rabo, pues ella era trans. Enajenado por el alcohol y la excitación el tipo se dio rienda suela y termino haciendo un juego de polla con polla.