Saltar al contenido

Carlita es el hermano menor travesti de mi mejor amiga y me pidió que le quitará su virginidad


 

Carlita es el nombre que utiliza el hermano menor travesti de mi mejor amiga, yo solo lo había vestido un par de veces y luego pasó un año hasta que me lo tope de nuevo; lucía como toda una mujersita con el cabello largo y pintado de rubia, además sus frenos me hacía que me pusiera más cachondo al verla. Platicamos un poco y se atrevió a confesarme que desde que era más pequeña estaba enamorada de mí, eso me tomo por sorpresa, pero decidí utilizarlo para seducirla. También me contó que aún era virgen y que deseaba que yo fuera su primer hombre, no tuvo que decírmelo dos veces, me paré detrás de ella y comencé a besarle el cuello mientras recorría su cuerpo con mis manos. A pesar de tener poco tiempo en su transformación de chico a chica, ya se le notaban sus curvas muy femeninas. Sus senos ya estaban algo crecidos aunque fueran de hormona, y su culo era redondito, perfecto para usar tangas y que se le vieran las nalgas riquísimas; esto hizo que me diera unas ganas de pasar mi lengua por su virgen ano, así que le baje la tanguita de leopardo que traía puesta para darle la mejor comida de orto de su vida, en su rostro se podía ver el placer que le estaba causando.