Saltar al contenido

Fui a caminar y me topé con un sexy Vaquera que quiso montar mi verga con su culo

 

Iba paseando a mi perro cuando vi a una hermosa vaquera rubia en la orilla de un corral, me acerque a saludarla y tras presentarme como Christian, ella me dijo que se llamaba Kendall y que le parecía haberme visto antes. Le conté que estaba caminando y vi a los caballos y quise acercarme a verlos de cerca. Luego ella respondió diciéndome los nombres de sus caballos, y entonces le dije: “parece que tienes mucha diversión a la hora de montar”. A lo que ella contestó: “tú eres el que tienes algo divertido para montar”. Y me tomo del cinto llevándome hasta su casa, yo no imaginaba que terminaría encuerado la casa de esta vaquerita. Apenas cruzamos la puerta y me sujeto el chile, pidiéndome que la hiciera mía.
El agasajo que nos dimos me provoco una tremenda erección que ella podía sentir mientras nos besamos, por ello se arrodilló ante mí y puso mi polla en su boca, mamándomela como pocas veces me lo han hecho en mi vida.
Después la lleve a la cama y al bajarle el pantalón para dejarla solo con sus botas puestas, vi que no traía ropa interior, pero eso no fue lo que me dejo con la boca abierta, si no ver un par de bolas y un pito entre sus piernas, resulto ser un vaquero jaja; igual la puse en cuatro y me la cogí.